Lo que el viento se llevó




  • ¡Eres tan cruel con los que te quieren, Scarlett! Coges su amor y lo sostienes sobre sus cabezas como un látigo.
  • Querida mía, me importa un comino.
  • Tendrás el anillo más grande y más vulgar de toda Atlanta. Y en Nueva Orleans tendrás la luna de miel más cara que permita mi mal conseguida fortuna.
  • No te voy a besar, aunque lo necesitas mucho. Ese es tu problema. Deberías ser besada más a menudo, y por alguien que sepa como hacerlo.
  • Y ahora que eres tan rica puedes mandar a todo el mundo al diablo como siempre has dicho que querías hacer.
  • ¿Crees que basta con decir lo siento? Y todo el pasado, ¿puede remediarse?
  • Voy a sobrevivir a esto, y cuando todo termine no volveré a pasar hambre otra vez. Ni yo ni ninguno de los míos, aunque tenga que robar o matar. ¡Dios sea testigo de que nunca más voy a pasar hambre.
  • La tierra es la única cosa del mundo que tiene algún valor, porque es la única que perdura. ¡No lo olvides! Es la única cosa que merece que trabajemos por ella, que luchemos por ella, que muramos por ella.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A single man

El extraño caso de Benjamin Button

Cadena de favores